Declaración esperanzadora del arzobispo de Popayán, Mons Luis José Rueda Aparicio.

El arzobispo de Popayán, Monseñor Luis José Rueda Aparició, dio a conocer una declaración esperanzadora en medio de los momentos más dolorosos de la historia por cuenta del Covid 19. Reconoce que hoy, las comunidads rurales y urbanas, viven la angustia por el riesgo de propagación del virus. Considera el prelado de la iglesia católica que “Hemos asumido la actitud de responsabilidad, disciplina y oración, para defender la vida humana, que se descubre frágil y vulnerable, ante una pandemia que, amenaza con devastar amplios grupos de personas de todas las edades.

En este escenario se ven amenazados, especialmente los sectores más pobres de nuestra sociedad, por las dificultades de acceso a los servicios médicos, al agua potable, a la vivienda sana. Aunque los pobres, por el desafío diario, tienen más resiliencia, sin embargo, están objetivamente más expuestos a la acción del virus. La vida de los más pobres está en mayor riesgo”.

Agrega que “Es el momento de transformar las armas destructoras, por instrumentos para la salud preventiva. Las grandes sumas de dinero del narcotráfico, se deben transformar en agricultura y cuidado del planeta. La vida nos necesita renovados”.

El arzobispo de Popayán, exteriorize que “Un día nos levantaremos con la noticia de que el virus ya no está! Que ha sido vencido por la sabiduría y el amor de la humanidad unida. Cuando esto suceda saldremos a los parques y a las calles, pero no volveremos a ser iguales. Las ideologías de izquierda o de derecha serán cosa del pasado, habrá nacido la conciencia política del encuentro. La producción al máximo y la arrogancia del dinero dará paso a la conciencia de economía austera y solidaria. No volveremos a vivir en el estilo en que vivíamos”.

Finalmente, el pastor de la iglesia católica en Popayán, sostiene que “Estamos en los dolores de un parto universal. Atendamos los dolores del parto, es decir atendamos a los enfermos, a los más vulnerables, en las periferias. Y a la vez preparemos la cuna y los pañales de la humanidad que va a nacer. Algo nuevo está brotando. Está naciendo la conciencia humanizada y fraternal”.

Categoría: